Planificación

Calendar Blocking I

imagen de cabecera del post con el título: "Calendar Blocking I: el método de planificación con el que dominarás tu lista de tareas"

Eres la Diosa de las Listas. Te encanta hacer listas por la satisfacción que produce tachar algo de ellas. ¡Oh! Tarea cumplida, tarea tachada ¡qué gustito! Quizás tengas una libreta solo para hacer listas o utilices los Recambios Listas crenpetianos para llevar tus tareas a cualquier lugar de tu agenda. Pero, ¡oh sorpresa, sorpresa! Tu lista de tareas cada vez es más larga y parece que nunca la vayas a completar.

Aquí el método de planificación para dominar tu lista de tareas: Calendar Blocking

¿Qué es el Calendar Blocking?

El Calendar Blocking (también llamado Time Blocking) es una técnica que consiste en asignar a cada tarea del día un bloque de tiempo determinado y apuntarlo así en tu planificador diario. Es una método que se complementa a la perfección con la lista de tareas, se trata de coger todas esas tareas y asignarles un tiempo específico para llevarlas a cabo. 

Es una técnica que a mí me fascina y que ayuda a maximizar tu tiempo y reducir frustraciones por no completar todo lo que había escrito en mi lista de tareas.

Mi ejemplo de planificación con Calendar Blocking

  • Primero apunto las tareas fijas, aquellas que pasan siempre. En mi caso: el bloque de trabajo, los bloques de ir y venir del trabajo, los bloques de comidas y cualquier otro bloque de tiempo con citas y/o compromisos que ya tengo fijados para ese día.
  • Después reviso el planificador mensual donde tengo apuntados los objetivos-hábito y los objetivo-logro (hablaremos más de esto próximamente) y asigno bloques de tiempo para cumplirlos. Mi ejemplo: un ratito dedicado a la lectura mientras voy en metro y 30 minutos de yoga por la mañana
  • Por último incluyo los bloques de tiempo para las tareas pendientes (sí, las de la lista) y las reparto durante el día. En mi ejemplo: contestar e-mails (1 hora por la mañana) o comprar un regalo (1 hora por la tarde).

Planificar en este orden me permite repartir mi tiempo de una forma mucho más eficaz y ser consciente de verdad de cuánto tiempo dispongo para hacer mis tareas. 

Es muy útil para casos en los que trabajes en varios proyectos a la vez. Para no centrarte solo en uno y dejar de lado el otro, con este sistema podrás distribuir el tiempo que dedicas a cada uno de manera equitativa (si eso lo que pretendes).

¿Conocías esta técnica? ¿Te animas a ponerla en práctica conmigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *