Planificación, Presupuestos

Cómo hacer un presupuesto. Básicos I

Cómo hacer presupuestos. Cabecera post del blog

Gestionar tu economía personal debería ser un must en las escuelas, y aunque para eso ya llegamos tarde nunca es tarde para aprender. Así que aquí tienes los básicos para aprender a controlar tus finanzas cual Diosa del Olimpo.

¿Alguna vez te ha pasado esto?

Día 1: venga, este mes sí que sí. Acabo de cobrar, es el momento:  ¡voy a controlar mis finanzas! *grito espartano*

Día 30: WTF ¿qué ha pasado con los 50 euros que tenía en la cartera? ¿Por qué mi cuenta bancaria no deja de bajar?

¿Te suena esta triste historia? No estás sola amiga. Si no sabes cuánto dinero entra en tu cuenta cada mes, si no sabés cuánto sale, o sí sabes cuánto pero no sabes en qué… este post es para ti.

 

Por qué es importante tener un presupuesto

Aprender a controlar nuestras finanzas no es cuestión de vivir con cada detalle planificado al milímetro, ya sabes que uno de los mantras en Crenpet es tener una planificación que se adapte a ti /y nunca al revés. La planificación presupuestaria no podría ser menos, así que hacer presupuestos es saber cuánto, cómo y en qué tu dinero viene y va, cosa que te aportará calma mental y LIBERTAD. 

No se trata de “cobrar tanto dinero como para que no importe en qué lo gastas”, ni de “reducir tanto los gastos que tu vida sea miserable”. Y si estás pensando “el dinero no aporta la felicidad” estoy de acuerdo contigo, pero no tenerlo sí aporta infelicidad, ansiedad, tensión continua… ¡un sin vivir!

Así que, sea cual sea tu situación financiera, saber qué números manejas es solo el primer paso para controlarla. Puede dar miedo enfrentarse a tantos números pero vale la pena, te lo aseguro. 

 

5 básicos para la planificación de tus finanzas

Apunta tus ingresos

Lo primero es lo primero: ¿cuánto dinero tienes disponible para el mes que empieza? Si tus ingresos son fijos, genial, apúntalos. Si la cantidad de ingresos es variable apunta lo que estimas que te vaya a entrar para el próximo mes. ¿Tienes diferentes fuentes de ingresos? Apúntalo todo.

Suma y… tachán! ahí tu cifra mágica. 

Planifica tus gastos

Ya tienes tu cifra mágica, tu cantidad de dinero disponible. Ahora a gastar. Haz una previsión de lo que te vas a gastar: cuánto y en qué. 

TIP: Incluye en tus gastos la cantidad que quieras ahorrar. Si dejas el ahorro para final de mes, para “lo que me sobre” será más tentador que te gastes todo el dinero disponible y que no te quede nada. Si ahorras primero, lo que te quede te lo gastarás en tus cosas. 

Entiendo que es difícil saber con exactitud lo que te vas a gastar, pero puedes hacerlo de forma más o menos general por categorías: gastos fijos, transporte, comida, ocio, self care, extras… ¡las categorías que se adapten a tu estilo de vida!

Controla tus movimientos

Aquí el paso más importante: durante el mes, lleva un control de lo que te gastas, cuánto, en qué y qué día. ¿Cuántas veces has revisado los gastos de tu tarjeta y te has preguntado “34.90 en concepto TJ NOMBRERARO SL” y no acordarte de qué es ese gasto?

O

¿Cuántas veces has salido de casa con 50 euros en efectivo y unos días después te quedan 3 euros y no sabes dónde ha ido todo ese dinero?

Así que, utiliza la app que más te guste (yo te recomiendo MoneyManager) o lleva un registro en papel (yo te recomiendo este),pero apunta a medida que vas gastando en qué se va tu dinero y al final de mes verás la luz.

Revisión y cierre del mes

Ha llegado el momento de la verdad, así que coge aire y vamos a ello.

Antes de que se acabe el mes, preferiblemente el último día, toca sentarse ante nuestra planificación (sí, esa que hiciste a principio de mes) y apuntar tus gastos reales.

Así podrás comparar lo que habías previsto y lo que ha pasado en realidad. Fíjate en las dos cifras y haz la resta. ¿Te sale negativo? Has gastado de más. ¿Te sale positivo? Has presupuestado de menos. Pero tranquila, que todo tiene solución.

Es interesante que veas en qué cateogrías te has gastado más dinero del que habías previsto, en cuáles menos y te preguntes porqué. Apuntar todos tus gastos te dará claridad, el primer mes que hice este ejercicio me di cuenta que había gastado 60 euros en tomar café fuera de casa cuando pensaba que se irían unos 6 o 7 euros al mes en esto. (¡Ja, qué ingenua!).

Si tu previsión y tus gastos reales no cuadran, no pasa nada, esto de las finanzas personales es todo un arte y con la práctica aprenderás a hacer una previsión más realista y ajustada a ti. También te digo que los imprevistos pasan y que son, eso mismo: imprevistos, imposibles de prever. Aunque ya te adelanto que hay algunas técnicas para ir más seguras en este aspecto (hablaremos de esto pronto).

Aprendizaje y planificación del siguiente mes

Con toda LA VERDAD que te ha ofrecido el paso anterior, ahora toca aprender de nuestros errores y mejorar el sistema.

¿Tienes unos gastos que no sabías que tenías? Inclúyelos en el próximo mes. ¿Gastas más en una categoría de la que te puedes permitir? Ajusta el presupuesto y ponte recordatorios durante el mes para ceñirte a tu plan. ¿Te presupuestaste de menos y te ha sobrado dinero?

¡Felicidades! Pero no te lo gastes como modo de celebración, guárdalo para las vacaciones del año que viene, me lo agradecerás. 

Y ahora te toca a ti, ya conoces los 5 básicos para aprender a gestionar tu economía personal y convertirte en la Diosa de los presupuestos.

Recapitulando: 

1. Haz una previsión de tus ingresos

2. Haz una previsión de tus gastos

3. Lleva un control de tus gastos durante el mes

4. Revisa tus gastos a final de mes

5. Aprende de tus acciones y planifica el siguiente mes

¿Necesitas un planificador para tus presupuestos?

Prueba los Recambios Presupuestos Crenpet diseñados para que puedas aplicar estos cinco pasos para convertirte en la diosa de la planificación. Con espacio para apuntar tus ingresos, tu previsión de gastos, una página para llevar el control de gastos y dos páginas más con espacio para la revisión de tus movimientos y reflexión mensual.

Si además quieres estar al tanto de las novedades de Crenpet y recibir más tips sobre presupuestos como los de este post, así como reflexiones y otros trucos para convertirte en una diosa de la planificación, apúntate a la Newsletter de las diosas.

Únete a la comunidad de Diosas del Olimpo que planifican su tiempo con el método Crenpet.

La newsletter de las diosas

2 comentarios en “Cómo hacer un presupuesto. Básicos I

  1. Luz dice:

    Hola Cris!
    A mí me costó la vida tener un control de mis finanzas. Antes era muy desprendida del dinero que ganaba y no ahorraba un duro, pues tenía la falsa creencia de que “sólo los que ganaban mucho podrían permitirse ese lujo”. Y nada más lejos de la realidad.
    Tuve varias crisis económicas, pues cuando ya no tenía ingresos me quedaba en la quiebra literalmente.
    Así que después de varias intentonas me creé una plantilla Excel (totalmente personalizada a mi y a mi planificación mensual) y poco a poco conseguí ver la luz.
    Toda la razón tienes cuando dices que mejor apartar desde el principio la cantidad que se tenga pensada desde el principio de mes y actuar como si nuestros ahorros no existieran, pues si no, con cualquier capricho o excusa vamos a tirar de ese colchón.
    Un post sencillo pero directo al grano, muchas gracias!

    1. crenpet dice:

      Hola Diosa Luz,

      ¡cómo empatizo contigo! Yo también tenía la creencia que solo la gente con grandes ingresos podía ahorrar. Mucho tiempo viviendo al día… Cada vez que estaba a punto de no tener suficiente para llegar a fin de mes… ¡bum! entraba algún ingreso en mi vida. Vivía desde la carencia totalmente 🙂

      Me flipa que tengas una planificación financiera que se adapte a ti, al final es lo mejor ^^

      Gracias por tu comentario, seguiremos hablando de estos temas por aquí, así que estate atenta

      Un abrazo,

      Cris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *